septiembre 4, 2018

Proyecto de reinserción educativa para niños y jóvenes de La Granja

Con el eslogan “No queremos más sillas vacías”, la ceremonia realizó una intervención pública para dar a conocer el objetivo de prevenir que en los colegios existan sillas vacías cuyos alumnos no asistan debido a dificultades que les interrumpan su proceso educativo.

El proyecto especializado en reinserción educativa “Recreo La Granja”, de la Fundación Súmate del Hogar de Cristo, busca desarrollar procesos de reinserción educativa en niños, niñas y adolescentes que se encuentren fuera del sistema educativo para prevenir conductas violentas y/o delictivas, así como generar apoyo y devolver la confianza para que retomen sus proyectos educativos y de vida.

Para Arturo Reyes, Jefe del Departamento de Reinserción Social de la Subsecretaría de Prevención del Delito, el trabajo de Fundación Súmate está en línea con el Programa Lazos, por ende, “no cabía más que apoyarlos y tomarlos como referencia, porque para el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera la reinserción educativa es uno de los factores que merece mayor apoyo por parte del Estado”. Este proyecto fue uno de los ganadores del Fondo Nacional de Seguridad Pública 2018, lo que contribuye a la continuidad de su labor.

Liliana Cortés, Directora Ejecutiva de Fundación Súmate del Hogar de Cristo,  informó que hay más de 77 mil niños y jóvenes expulsados del sistema escolar, “son los mal llamados ‘desertores’ que, por diversos motivos como violencia intrafamiliar, embarazo adolescente o extrema vulnerabilidad, no asisten al colegio, pero que requieren de ayuda urgente. Si ellos no pueden llegar a nosotros, entonces nosotros iremos a ellos”. expresó.

Fernando tiene 17 años y a pesar que no desertó del colegio, es parte de los jóvenes que asiste a  “Casa Joven” (donde funciona el proyecto en la comuna de La Granja), para recibir reforzamiento de las materias que le permitieran tener mayor confianza. “Los profes de Súmate llegaron a mi barrio justo cuando yo no tenía ganas de hacer nada, en esa época en mi casa había puras peleas. Todavía recuerdo el día en que los profes me vinieron a buscar y sentí que me comprendían, por lo menos conversaban conmigo, me oían. Ahora estoy a punto de salir del colegio, tengo una banda de música, acompaño más a mi mamá, ya no ando tan solo”, comenta el joven.

Esto último no ha sido el caso de otros amigos de Fernando, quienes – según cuenta- desertaron del colegio y eso los ha llevado a  consumir drogas y cometer delitos.

 

Acompañamiento: clave para la reinserción educativa

Según la experiencia de Francisco Reinoso, terapeuta ocupacional de la Fundación Súmate, una de las causas de la deserción escolar es que no se entiende que el desarrollo normal de los jóvenes pasa por diversas etapas. “Los chicos además vienen de diferentes vulnerabilidades y de una historia familiar que a veces es de mucha complejidad, por eso que también hacemos un trabajo con los establecimientos y a los docentes les entregamos un diagnóstico acerca de la situación de los niños, niñas y jóvenes, el cual se realiza también con un acompañamiento que facilita el éxito de la intervención”.

En opinión del experto, existen muchos colegios que presentan jóvenes con fragilidad educativa, vale decir, jóvenes con problemas conductuales y baja asistencia, pero cuyos colegios no pueden aplicar soluciones debido a falta de personal adecuado que genere este acompañamiento.

Con el eslogan “No queremos más sillas vacías”, la ceremonia realizó una intervención pública para dar a conocer el objetivo de prevenir que en los colegios existan sillas vacías cuyos alumnos no asistan debido a dificultades que les interrumpan su proceso educativo.

El lanzamiento de este proyecto contó además con la presencia del Subsecretario de Servicios Asistenciales, Sebastián Villarroel; la Seremi de Educación de la Región Metropolitana, Bárbara Soto; Alfonso Ríos, Asesor de Gabinete de la Subsecretaría de Prevención del Delito; el diputado Gonzalo Winter; el asesor del Gabinete División de Educación General del Ministerio de Educación, Sergio Becerro, y autoridades de Súmate y del Hogar de Cristo.

Moneda 1326, 4º Piso, Santiago Centro. Teléfono 2550 27 00, Fax 2550 27 50