Fondo Nacional Seguridad Pública

agosto 30, 2021

Apoyo a casi 600 agricultores: pionero banco de ADN animal ayudará a combatir robo de vacunos en Región del Biobío

Iniciativa, que considera toma de muestras de unos 20 mil bovinos, se materializará gracias a un aporte público conjunto de $120 millones, a través de las subsecretarías de Prevención del Delito y de Agricultura. Este repertorio es el primero en su tipo en el país.

Prevenir el delito de abigeato -robo de ganado y su comercialización- es uno de los propósitos de un innovador banco de ADN animal, cuya operación beneficiará de manera directa a cerca de 600 agricultores de la Región del Biobío.

Puntualmente, la iniciativa contempla -en una primera fase- la toma de muestras biológicas (pelo) de unos 20 mil vacunos pertenecientes a micro, pequeños y medianos ganaderos, cuya subsistencia está vinculada de manera directa a la posesión de sus animales.
Esa metodología lo convierte en el primer banco de ADN en su tipo en Chile, según investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral de Chile, a cargo del proyecto.

La iniciativa -financiada por las subsecretarías de Agricultura y de Prevención del Delito- facilitará el rastreo e identificación de los animales que puedan ser objeto de abigeato, así como la recopilación de evidencias en contra de quienes incurran en el delito.
El banco de ADN fue anunciado en Nacimiento por la Subsecretaria de Prevención del Delito, María José Gómez, y su par de Agricultura, José Ignacio Pinochet. Participaron también en el lanzamiento, autoridades locales, y representantes de Carabineros, la PDI y el Ministerio Público, junto a agricultores y vecinos.

“Sabemos lo que el delito de abigeato significa para nuestras zonas rurales. Es un delito que trunca proyectos, le corta los brazos a los micro, pequeños y medianos empresarios agrícolas que se quedan sin su capital de trabajo para poder seguir adelante”, afirmó la Subsecretaria Gómez.

La autoridad agregó: “Estamos muy contentos de haber podido dar el vamos a este proyecto, que va a permitir algo muy importante: generar alrededor de 20 mil muestras genéticas de animales. ¿Para qué? Para prevenir de mejor manera estos delitos. Partiremos con alrededor de 600 micro, pequeños y medianos emprendedores agrícolas. Después, lo extenderemos a otras zonas del país. Creemos que aportará medios de prueba muy valiosos y un registro para poder prevenir y perseguir de mejor manera este delito”.

El Subsecretario de Agricultura, José Ignacio Pinochet, en tanto, manifestó su esperanza de que el funcionamiento del banco de ADN ayude a erradicar el abigeato de Nacimiento, Curanilahue, Arauco, Santa Juana, Negrete y Los Ángeles: “Lamentablemente, hoy se roba el animal, se destruye y ya no existe el cuerpo del delito. Con este sistema, Carabineros, por ejemplo, podrá ver la identificación del animal, ver la foto desde el teléfono, y si ese ese animal está registrado. Incluso, respecto de la carne que se recupere podrá decirse: ‘Esta carne correspondió a este animal, que fue robado tal día, de tal predio’. Esperamos estar sembrando el fin de delito de abigeato”.

A su turno, el alcalde de Nacimiento, Carlos Toloza, calificó el proyecto como inédito: “Es único en Biobío, en el país. Tenemos mucha fe de que vamos a poder combatir el delito de abigeato. Es un tema muy recurrente, donde los más perjudicados son los pequeños campesinos, que cuando les roban un animal les roban gran pare de su trabajo de años”.

La creación del repertorio de muestras biológicas implica una inversión pública de $120 millones ($70 millones de la Subsecretaría de Agricultura y $50 millones de la Subsecretaría de Prevención del Delito). Y se enmarca en un trabajo colaborativo con instituciones públicas: Carabineros, PDI, Ministerio Público, SAG, INDAP y municipios de la zona, entre otras.
Además de ser difícil de investigar y probar judicialmente, el abigeato presenta un bajo nivel de denuncias por parte de las víctimas. Junto con el perjuicio patrimonial para los afectados, está asociado también a riesgos sanitarios, debido al faenamiento de los animales robados en mataderos clandestinos.

El coordinador ejecutivo del proyecto del banco de ADN, doctor Luis Carter, destacó que la toma de muestras y su almacenaje serán gratuitos para los productores, por lo que los invitó a sumarse a la iniciativa.

El material genético será conservado bajo estrictos protocolos y una certificación a cargo de LABOCAR de Carabineros. El banco mantendrá, además, imágenes e información adicional de los animales catastrados, como sus características.
El autor de la tesis universitaria en que se fundamenta el proyecto, Arturo Barría Winter, detalló que se prevé la confección de una base de datos compartida con la red de instituciones involucradas y que los propios agricultores o ganaderos alertarán de los robos, cuando ocurran, a través de una especie “botón de pánico”.

Esa información permitirá a las policías cercar perímetros y georreferenciar las áreas donde ocurren los delitos, entre otras acciones. “Se espera que quien cometa este delito, tenga presente que existe una trazabilidad de la carne del animal robado”, advirtió Ariel Assad, coordinador del proyecto.

Moneda 1326, 4º Piso, Santiago Centro. Teléfono 2550 27 00, Fax 2550 27 50